martes, 17 de junio de 2008

El círculo de los ángeles en Girona


Me encantaron los misterios del círculo del trigo en Girona, creo que en Castellfollit del Boix,
¡vaya nombre!, ¿verdad?, yo también me reí un poco.
Bueno todo empezó una mañana que mi madre vino muy emocionada con mi tío. Decían que habían aparecido unos círculos en unos campos, aquí en España. ¡Vaya me dije!, ¿ahora se irán a verlos?, como hacen siempre. Pero era cerquita así que mi papá y yo también fuimos. Mi papá se vino para que yo no me acercara a ellos hasta que no estuvieran seguros que no fueran peligrosos, porque al parecer algunas personas se sienten mal en su interior. Algún tipo de energía o su imaginación.
Fuimos a un lugar que es el punto más alto y por eso lo llaman la Agulla (es en catalán y significa aguja) y allí hay un mirador. Hay lo menos un kilómetro que hay que ir andando. Hacía mucho calor y me cansé bastante. Al llegar allí había gente que caminan por la montaña creo y vigilantes de ese sitio. Hay como una casita de ellos. Y desde ese mirador se veían los círculos, desde muchos metros de arriba.
Al mirar me quede muda eran varios círculos unos dentro de otros y luego varios pequeñitos fuera. Estaban hechos perfectamente. Yo creí que era cosas de ángeles o de la propia Tierra.
En Inglaterra son muy famosos y en Holanda. Mi mamá ha ido a ver muchos, pero aún no tiene respuesta para los que no eran hechos por personas. Después de verlos nos fuimos en coche al campo. Allí a la misma altura no se veían igual, eran como líneas de tractor pero no de distinguían bien porque el trigo estaba alto. No me dejaron acercarme hasta que miraron la radiactividad ellos y vieron que no había nada raro. Pero entonces también me quedé fuera con mi papá, porque querían medirlos y ver algo de las plantas, recogieron trigo, piedras y tierra en bolsitas. Y midieron con metros y cuerdas el círculo. Luego me dejaron entrar con mi papá, mientras ellos iban a los campos vecinos y a preguntar a sus dueños o ver si había más.
Estaban desilusionados, pregunté que porqué y me dijeron que aquellos círculos estaban dibujados por personas y que las plantas habían sufridos daños de algo pesado que paso por encima y querían ir a ver que podría ser y si estaba oculto por otros campos, creo que encontraron unos paquetes de trigo recogido y dijeron que lo hicieron con esas cosas redondas
llenas de paja.

Aún así pasamos todo el día allí. Luego volvimos otro día. No había trigo sólo paja, habían recogido la cosecha, pero aún se veían los círculos. Ese día repitieron las cosas, yo me aburría, así que mi papá me dio un paseo. Y di una patada a una piedra, y ahhhhhh allí había dos bichos. Me enteré después que eran alacranes y que pican. Fue muy emocionante esa investigación de un misterio, pero me decepcionó ver que hay gente por ahí que va engañando a gente con ilusiones como yo, porque pase de llamarle los círculos de los dioses a los de un engañador.
Pero fue unos días de verano estupendo y vi que el campo en esa parte de Catalunya es precioso. También visité vacas porque mientras mi tete y mi madre preguntaban fuimos a muchos sitios donde había vacas, que por cierto que huelen mal y tienen moscas, pero sus miradas son preciosas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy Interesante,no lo conocia este Sitio,saludos y sigue con el excelente blog wuapa!!!
Laura.

Anónimo dijo...

estupendas las crónicas que haces. Sigue así de bien

Joanna dijo...

Lo haces genial , cielo, me siento orgullosa de ti.

un secreto a voces se te entiende mejor que a la mayoria de investigadores

Requetebesos

Anónimo dijo...

No todo está perdido. Gracias a gente como Anaïs hay un futuro más que prometedor en estos temas. Ánimos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Anaïs Madera Roldán dijo...

Laura aunque no conozcas ese sitio me gusta que te interese y si puedes que lo visites.
Joanna saludos a Ona y a Edu y gracias por tus bonitas palabras. A ver si nos vemos pronto.