viernes, 20 de junio de 2008

Me encantan los misterios de la verbena de San Juan

Eso de los rituales me gusta. No importa si funcionan, porque dan mucha alegría hacerlos con gente y son divertidos. Siempre que no se cobre por hacerlos. Hablo de los rituales que uno mismo hace.
Uno de los que más me gustan y de los pocos que me dejan hacer es el de San Juan. En Cataluña, donde yo vivo, como somos muy celtas, seguimos teniendo la costumbre de las hogueras. En ellas se quema todo lo malo. Leí que antes sólo era madera y cosas personales. Pero ahora la gente aprovecha y mete de todo, algunas cosas peligrosas como cristales y petardos, y luego explotan y pueden herir a las personas.
En Cataluña dentro de la hoguera se coloca un ninot , que es un muñeco, que representa lo malo y lo humano. Pero a mi me da pena que se queme, a veces pienso que somos muy violentos. Porque aunque sea un muñeco tiene forma humana, y como antes quemaban a las brujas en la hoguera, me lo recuerdan un poco.
A este día le llaman el “Festival del fuego”. En algunos lugares caminan sobre las brasas esas que quedan de la hoguera, para sanarse, por amor, y cosas de esas. Y dicen que no se queman. Parecen los indios que se clavan espadas y clavos para dormir. Lo mismo viene de algún antepasado común, porque si no entiendo como dos países distintos hacen lo mismo.
También me gustan mucho los petardos y cohetes que se ponen esos días, aunque unos poquitos menos serían mejor, tengo amigos que se han quemado un poquito otros años con los fuertes. A mi los fuertes me dan un poco de miedo y no los quiero, me gustan más las bombetas. También pienso que gastamos mucho dinero en ellos. Aunque es sólo una vez al año, me siento un poco culpable, porque con ese dinero muchos niños de otros sitios, incluso de mi Barcelona podrían vivir mejor. Después siempre me siento culpable, pero como mis amigos lo hacen, pues yo pongo unos poquitos. Y luego encima me preocupa mucho que la pólvora esa no sé a donde va o si contamina o no, porque después de muchos días con petardos suele llover.
Lo de dar 7 vueltas a la hoguera al contrario del reloj me gusta y lo de bañarse en el mar esa noche también. Pero este año si llueve tampoco podré hacerlo.
A veces me voy con mi madre a ver a grupos distintos que hacen cosas esos días. Me he fijado que suelen vestir de blanco, aunque no hagan lo mismo, no sé si eso es importante o no.
También pongo una palanganita en mi terraza para recoger rocío mágico, lo leí en un libro de magia, pero siempre me lo encuentro vacío. Salvo cuando llueve, pero claro entonces no es rocío, sino lluvia. Y encendemos velas y regalamos flores. Y también semillas.
Dicen que si miras a las hogueras entre las chispitas se pueden ver hadas de fuego y que son azules, yo las suelo ver, porque me las imagino, ya sé que a lo mejor no están allí de verdad, pero me gusta imaginarlas volando por el fuego y desparramando magia. Y no me gusta mucho la Coca, ese pastel que se come en San Juan, pero me dan igualmente un trozo, que nunca pruebo. Cuando pase el San Juan de este año ya os comentaré lo que he hecho y si vosotros queréis decirme a mi lo que vais a hacer o habéis hecho me encantaría.

No hay comentarios: