martes, 26 de agosto de 2008

¿Por qué los niños son protagonistas de apariciones marianas?. Niños índigo. Niños especiales. Poderes psiquicos de los niños. Paraciencia infantil.

El pasado 11 de Agosto estaba yo comiéndome un bocadillo de lomo con queso, en el Hotel Bruc, mientras esperábamos que se hiciera la hora para subir a la explanada que llaman de los avistamientos, a eso que mientras hablaba con dos chicas simpatiquísimas que son María y Maite, se acercó Luís Grífol a saludarnos. Al poco no sé como salió la charla, pero me dijo que debería reflexionar sobre por que los niños son quiénes más han visto a la Virgen. Y aquí estoy hoy acordándome de esa sugerencia y pensando sobre ello. No porque me lo dijera un mayor si no por que es un tema interesante.
Pero yo voy a partir de una cosa diferente, ya que no sé si lo que se ve es la Virgen, lo llamaré entidades luminosas. Digo esto porque llevo dos horas buscando casos en Internet, y me he dado cuenta de que se han aparecido estas entidades a niños de muchas culturas diferentes y de religiones distintas. Y cada cual le ha dado una explicación.
De todos los casos hay cosas comunes. Esas entidades parecen preferir aparecerse cerca de árboles, en cuevas. Aunque hay casos de niños que se han caído en pozos y dentro de allí les ha aparecido una señora bellísima y les ha sacado o mantenido con vida hasta ser rescatados. He visto con sorpresa que raramente se aparecen en pisos o casas o cuando lo hacen no siguen las mismas pautas (creo que se dice). Allí son sólo luces alargadas o aparecen en cuadros o pareces e incluso en objetos.
Mi madre a esto me explicó hace unos años que no debo llamarlas teleplastias porque está mal usado. Ya que las que no son confusiones de la vista, es decir que de verdad hay un dibujo y es estático, son psicografías, porque las teleplastias son escritos o dibujos sobre superficie lisa que hace una persona viva con la mente, suponiendo que puedan hacerlo. Y duran muy poco tiempo. Las psicografías no sé sabe quién las produce. Algo influye en el objeto normalmente por la humedad y usa esto para dibujar. Bueno creo que voy a retomar el tema de las apariciones de entidades femeninas.
También he leído casos de gente que las veía en los caminos y en lugares con construcciones interesantes como megalitos. También se encuentran muchas historias de ellas ligadas a ríos y montañas. Anteriores incluso, en esos sitios, a las apariciones marianas que luego se conocen tras haber encontrado figuras o cosas así.




También me he fijado, por lo que dicen, que casi todas paren envueltas en una luz y que parecen levitar. Y he leído que hay quien cree que son hologramas enviados desde algún lugar lejano. Es cierto que la mayoría de apariciones de estas entidades luminosas de mujeres parecen tener preferencia por dejarse ver primero a niños. Aunque luego, a lo mejor, con el tiempo sean vistas también por adultos. Es más raro encontrar niños varones, aunque los hay relacionados con algunas apariciones como las de Fátima. Pero suelen ser casi siempre niñas que aún no se han convertido en mujeres, pero están cambiando para serlo. He leído que un señor escéptico decía que esto es porque las mujeres somos más histéricas y sugestionables, no estoy de acuerdo. Porque me explicó, no hace mucho, un psiquiatra amigo de mi madre que la histeria recrea enfermedades. Pero hacer una mujer de luz y que la vean otros no es histeria. Antes se podía decir que sí, porque al parecer la histeria se contagia en ocasiones. Pero claro están las fotos de Zeitún, y una cámara de tele o de fotos no creo que sufran esas cosas de la mente humana.
Dicen que los niños de mi edad somos más sugestionables, que nos lo creemos todo y se nos puede manipular y controlar. Y debe ser algo que piensan muchos mayores, porque por ejemplo aquí mismo algún visitante al leer algún escrito del blog me ha dado a entender que me lo creo todo de todos. Y lo cierto es que no es así. Una cosa es que escuche lo que me cuentan y otra que no quiera verlo para comprobarlo yo, sólo entonces podré asegurarme en la cabeza que eso es así, mientras sólo pienso que es posible o que no. Depende de lo que me cuenten.
Volviendo a los niños que ven entidades femeninas luminosas, si leemos su historia años después vemos que la mayoría de estas chicas terminan voluntariamente encerradas en conventos. O al menos sólo las que lo hacen son creídas por los señores de la Iglesia. Muchas de ellas mueren a edades tempranas. No ganan dinero. No sé, es triste su final.
Luego están los mensajes de amor de estas entidades, me parecen bonitos, pero no sé porque obligan al sufrimiento en ocasiones de los propios niños. Y los que ya no entiendo es que se hable de castigos a la Humanidad. O porque no nos dicen de forma sencilla cosas técnicas o espirituales para usar a mejor. No quiero decir que no vea bien el mensaje, es que algunas apariciones de estas no las entiendo por este punto. Y no sé vosotros, pero yo he ido a muchos sitios santos de estos marianos, y he visto cosas que no me parecen bien. Por ejemplo la gente encima de que va enferma, pues que vayan sangrando de rodillas. No creo que una madre o la Virgen pueda pedir esas cosas a sus hijos. No me imagino demostrando a mi madre mi amor por ella teniendo que ponerme una cruz en la espalda, cadenas en el cuerpo y andando de rodillas por el pasillo de mi casa, ni creo que mi madre me permitiera hacer esa cosa dolorosa. Creo que eso debe ser un invento de los hombres, no de la Virgen o de la Madre de amor que tengan en otras religiones.
Luego tampoco entiendo porque los que creen se pelean entre ellos. Una vez fui al Remei , yo era pequeña, y unos señores se peleaban un poco de palabra. Luego me enteré que eran videntes y que cada una quería ser el auténtico. Me quedé muy sorprendida y chafada. Y sinceramente pensé que ninguno de ellos veía nada de lo que decían. Y que sólo utilizaban el nombre de la Virgen como excusa. Antes de haber religiones estás entidades ya se aparecían a niños y mayores. Incluso muchos iban a los lugares donde se les había visto para pedir consejo y protección o cosas así.



Apariciones Marianas en el Remei (Barcelona)


En aquellos momentos hace miles de años atrás. Las mujeres éramos interesantes para los demás. Y a Dios se le representaba como mujer, las Venus esas que hoy tenemos en los museos prehistóricos. Yo pude ver una de esas Venus en el Museo Arqueológico de Gavá. Lo cual no entiendo, porque no sé porque algo tan inmenso como un Dios debe ser hombre o mujer. Pero bueno lo hacían. Y al parecer las niñas de mi edad eran presentadas a estas entidades. Muchas veces estas niñas eran hijas de sacerdotisas o brujas como luego las llamaban.
Yo no sé que verdad habrá entre lo que se cuenta y lo que de verdad pasa. Pero creo que si se le parece la Virgen a alguien y este es bondadoso y hace cosas buenas por los demás, pues casi vea a la virgen es lo de menos, porque es más milagroso encontrar a un hombre bueno, que no que los hombres vean a la Virgen.
Luego también leyendo me he dado cuenta de que aunque son niños quienes ven a la Virgen casi siempre luego los quitan y se ponen mayores a decir que la ven.
Los niños con estas visiones sólo quieren ser buenos, tal vez busquen decirles a los mayores que son especiales, pero eso no es malo. Pero los sustitutos por lo que veo suelen terminar no haciendo cosas tan inocentes, por intereses como el dinero y el poder.
Me vienen más cosas a la cabeza respecto a este tema, pero como ya llevo muchas líneas lo dejaré para otra ocasión. Pero antes si quiero decir que no entiendo porque se pueden permitir los de la Iglesia u otros decir esta aparición si vale, esta otra no. Ni puedo creer que por ser uno niño vaya a hacer cosas que no siente por mucha aparición mariana que viva. Por mucha magia que les rodee o poderes que creamos que tiene. A lo mejor si lo cuentan es porque han visto que es bueno o así lo creen.

viernes, 22 de agosto de 2008

Vuelta al cole y vuelta de Miguel Blanco

Septiembre viene acercándose por la esquina y ya me van recordando que tenemos que forrar los libros para iniciar un nuevo curso escolar. Este año a lo mejor será un poco más difícil que el anterior, pero no tengo miedo porque iré haciendo lo que pueda cada día.
Mi idea del cole no es ir a jugar o a tener buenas o malas notas. Es pasármelo bien aprendiendo cosas nuevas y repasando viejas con mis compañeros. Así voy entendiendo un poco mejor el mundo, que es un poquito complicado para una niña como yo, pero que los mayores tienen muy claro. A veces me pregunto si saben las cosas por haber estudiado o por la edad que tienen. Otras veces pienso que son ambas cosas, porque conozco a muchos mayores que me dicen que no han estudiado, pero saben muchas cosas de diferentes tipos y temas. Debe ser porque de lo que te gusta se aprende porque lo preguntas y lo que es necesario en tu vida te enseña. Algo así como una escuela sin horarios donde todos son maestros y alumnos y directores.
El año anterior fui la nueva. Creía que me iba a costar mucho adaptarme, que no iba a tener compañeros amigos. Pero aunque llevo guardado en el corazón mi primer colegio, este segundo me ha dado muchas alegrías, y espero que este nuevo curso siga dándomelas.
Septiembre también me trae un regalo. He leído algo muy interesante en el EOC, una revista que ya os comenté aquí porque habían apoyado mi blog, y que va de misterios y de investigación de fraudes también, de esa gente que engaña a veces a otra porque creemos en los misterios. Y allí decía que vuelve Miguel Blanco, es un señor que antes estaba en radio y hablaba de misterios. Pero yo no había escuchado en directo o no me acuerdo porque era muy pequeñita cuando se marchó. Y es una personas que me gusta porque cuando oigo sus grabaciones veo que habla de enigmas serio, pero también sabe reírse con los invitados, vamos que es natural, y me parece una oportunidad interesante para una niña poder oír en directo lo mismo que mi madre oía antes, con las novedades de ahora. Además si lo ponen en RNE podré decírselo a mis amigos para que lo escuchen y luego comentar con ellos, porque antes como sólo lo conocía yo no podía. Eso también me pasa cuando habló del señor Jiménez del Oso. Lo conocen las madres, pero sus hijos no.




En una fiesta del colegio, no me acuerdo por qué, comenté de un programa del señor del Oso que había visto de hace años cuando salía en la tele, y unas madres lo conocían perfectamente, pero sus hijos que eran con los que yo hablaban, no tenían ni patatera idea, era como si estuviera hablando de un marciano. Y me dio mucha pena saber que mis amigos no habían visto estos programas. Porque no daban miedo. Como los de Miguel tampoco dan miedo. Aunque a veces no entiendo muy bien lo que quieren decir sus invitados. Y como siempre termino preguntándolo todo.
No sé si algún día lo conoceré en persona, si me dedicaré al misterio porque me gustaría mucho ser criminalista o forense, o ambas cosas. Además de pintar y cantar cuando tenga tiempo, porque me aburriría mucho si no dibujara como ahora. Si lo conozco, al igual que he ido conociendo a otras personas importantes del misterio, espero que sea como me lo imagino, natural y agradable y que realmente le guste el misterio. Ya os lo contaré en el futuro, si entonces sigo teniendo este blog.
Bueno aún me tengo que comprar una cartera. Nunca puedo utilizar la del año anterior. No porque me guste gastar dinero o estrenarlas, es que terminan rotas, porque nos hacen llevar muchos libros. Pesan mucho. A mi menos mal que me recogen en coche o me llevan la cartera, porque a veces salgo de clase cansada y aunque quiera no puedo con ellas.
Creo que este año me dejarán seguir haciendo una sección en radio y que si me porto bien, me han dicho, y ven que realmente me gustan estas cosas, lo mismo me deja otra sección en una tele de Barcelona. Estoy muy emocionada con la idea y no hago más que pensar que me gustaría contar de algunos temas que me fascinan mucho. El año pasado estaba un poco cortada, pero ya se me ha pasado la vergüenza. Me dijeron que cuando hablara por el micro imaginara a la gente que me escuchaba y que les contara las cosas como quiero que las entienda, y me imagino señoras y chicos que son como yo, quiero decir que son preguntones y le encantan los misterios.
Ya sé que no lo hago bien, pero intento expresar mis ideas lo mejor que puedo, aunque a veces me cuesta encontrar las palabras para expresar lo que tengo en la cabeza. A veces me pongo triste. Os confieso que he pasado unos días desanimada y sin hacer la página, porque en algunos sitios donde he ido me han dicho que no era yo la que escribía, y se me quitaron las ganas de hacerlo porque pensé que no merecía la pena hacerlo si la gente no entendía que sólo soy una niña que quiere expresarse, unas veces lo hago mejor y otras peor, pero nadie me lo hace, sólo mi tío me corrige faltas, y me da consejos de cómo ponerlo.
Pero ya me he vuelto a animar, porque pienso que ¿qué mas da?.Yo lo hago porque quiero encontrar gente que me cuente cosas y yo contar las mías. No voy buscando nota esa ya me la pone mi tutora en el colegio.

jueves, 21 de agosto de 2008

La alerta ovni del 11 de Agosto en Montserrat



El 11 de Agosto volví a subir a Montserrat a la alerta Ovni que hay cada mes. Había mucha, mucha gente, serios y buscabroncas. Aficionados a los ovnis y estudiosos de antropología, unos no fumaban y otros me marearon del humo de su marihuana. Dicen que la marihuana no es mala, pero entre que tengo 10 años, y que no quiero, no sé porqué me obligan a tragar el humo. Yo no les digo que no lo hagan pero no cerca de los niños que vamos a estos sitios. Y el día 11 de Agosto allí habíamos muchos niños, por lo menos vi cinco o seis de varias edades, claro que era de noche y muy oscuro y lo mismo había más.
Ese día eran las Lágrimas de San Lorenzo de las Perseidas. Me sorprendió ver tan pocas desde allí arriba, deberían haberse visto muchas más y a eso de la una y algo de la madrugada a ver superado el número de 50. Pero se vieron fogonazos o al menos líneas de luz por otras zonas del cielo. Mi tío me dijo que se tenía que haber visto una media de 90 por cada hora y eso que este año ha habido pocas.



Seguiré subiendo siempre que no me coincida con el colegio. Y más porque allí va gente que me ha caído muy bien y me gusta hablar con ellos. Y luego también la charla, de horas, que tenemos en una gasolinera cercana me gusta muchísimo.

Catástrofe aérea en Barajas


Ayer iba a poner varias entradas nuevas que tengo preparadas para el blog, pero cuando fui a comer me encontré con una triste noticia. Una catástrofe aérea había sucedido en Barajas y no me pareció correcto poner nada aquí sobre los temas que tratan el blog. Luego pasé casi toda la tarde-noche viendo la televisión, escuchando la radio en el coche y leyendo las noticias que salían en los periódicos de internet para hacerme una idea de lo que había sucedido.

Sé que cosas de este tipo suele suceder casi a diario (guerras, otro tipo de accidentes, etc) en el mundo, pero este accidente es muy grave y sobre todo cercano. Aún me acuerdo cuando no hace mucho tiempo yo pasé también por Barajas y eso me puso la piel de gallina. Además que como mi madre y mi tete viajan mucho en avión me puse muy triste al pensar que podrían haber sido ellos y entonces me puse peor.

Os podía explicar cómo se estrelló el avión y lo que sucedió, pero creo que para eso están las noticias de los medios, aunque la verdad ninguno se ponía ayer de acuerdo en dar los mismos datos, lo cual me preocupó, porque si estaban todos en Barajas cómo no se enteraban de lo que estaban viendo y eso me hizo pensar que hay que mirarse las cosas muy bien y antes de creerse algo, porque no todo lo que sale por la televisión, por la radio o la prensa puede ser verdad. Así que no diré nada de eso y si de las víctimas y los heridos en el accidente y de los familiares de ellos.

Con este texto sólo quiero hacer un pequeño homenaje a los fallecidos, para que nunca se nos olvide que estuvieron entre nosotros (aunque pienso que nunca dejarán de estarlo, al menos en el recuerdo de aquellos que los conocieron). Esta es la Lista de pasajeros del vuelo JK 5022 de la compañía Spanair, quizás si váis allí y miráis sus nombres será una forma de recordarlos y de hacerles ese pequeño homenaje.

No sé qué más decir. Quizás luego añada algo de lo que iba a añadir de los temas del blog y si no pues ya mañana, porque la vida sigue.


domingo, 17 de agosto de 2008

Me gustan los misterios de los niños que ven fantasmas: ¿qué ven realmente?


Los mayores cuando un niño le dice que ve fantasmas lo tienen claro, les dicen que están soñando y que tienen mucha imaginación. No se paran a preguntarles nada, ni pedirles datos para poder revisar si realmente son sueños o si pueden ser otro tipo de cosas. Si un niño va con su familia a hacer turismo, por ejemplo, a iglesias viejas, y ve algo corre de inmediato a decirle a sus mayores: “he visto un señor con espada, he visto un señor con vestido de cura, he visto una mujer”.
Si algún papá nos hace caso, los otros padres lo miran raro, como si estuvieran perjudicando a su hijo simplemente con escucharlo sin llamarle locos o soñador.
Cuando fui de excursión con mi colegio a las Minas de Barcelona. Casi todos oímos llantos de bebés y allí no había niños tan pequeños, ni nadie más, todos íbamos con los profesores en hilera, estábamos debajo de un sótano, que era una imitación de la mina de verdad. Y los lloros venían de la excavación a un montón de metros por debajo nuestro y donde llegar no es fácil. Pero no imaginemos que eran fantasmas, era tan real que llegamos a pensar que se había caído un bebé. Nuestros profesores fueron a preguntar a una que trabaja allí cosas sobre el lugar. Y preguntó si la gente podía bajar a ese lugar, le dijeron que no sólo verlo desde arriba.
Ningún adulto de los que venían con nosotros oyó al bebé, pero todos los niños de mi escuela lo escuchamos perfectamente. Y aunque muchos pudieran pensar que fui yo la que los oí porque me gustan los misterios y me lo imaginé, lo cierto es que yo fui de las últimas en escucharlo, y porque me lo dijeron mis compañeros, y cuando lo oía con ellos creíamos que era un niño de verdad. Es ahora, meses después, cuando creo que lo que oímos aquel día allí pudiera ser el llanto de un bebé de la prehistoria. La verdad es que pudimos provocarlo nosotros con nuestra mente, porque al estar allí era como sentir que habíamos viajado en el tiempo, y todos imaginábamos la dura vida que debieron de llevar sin supermercados, cocinas o microondas, sin televisión, sin escuelas, sin ropa. Y luego algunos de mis compañeros empezó a decir que los niños como nosotros en esa época tenían una vida muy dura y que se morían mucho. A partir de ahí se oyó el bebé. No era un llanto de dolor o muy grande, era sólo un llanto como de hambre o como cuando quieren que les cojas en brazos. Me acuerdo que al subir a la instalación de los arqueólogos yo pregunté a otro autobús de niños que llegaron cuando nos íbamos. Y aquellos niños de otro colegio salieron cuando nos comíamos fuera el bocadillo, y varias niñas me vieron y vinieron y me dijeron emocionadas, que ellas también lo habían oído. Una de estas niñas que yo no conocía antes me dijo que lo mismo era una grabación que ponían. Pero como luego he ido otras veces sé que no es así.
También conozco otras historias que me han contado niños un poco mayores y que sé que son verdad porque mi madre las investigó. Por ejemplo la de dos hermanos que estaban jugando en Sant Andreu de la Barca, en un terreno donde estaban de obras y había excavadoras. Jugaban a la pelota y ésta se perdió por debajo de una de las cadenas de la excavadora, el más grande de los dos niños fue a buscarla y volvió con su hermano. Luego la pelota se volvió a perder varias veces por el mismo sitio y fue de nuevo a buscarla. Cada vez que iba oía como un silbido, al principio no le hizo caso, pero después de varias veces si. Pensó que era un gato o un animal y miró por donde oía el silbido. Era en la excavadora debajo había un poco de hueco y los niños excavaron con las manos y palos, y salió un hueso del muslo, ese más largo del cuerpo que se llama fémur, fueron corriendo a contarlo a los mayores y estos a los policías, y así supimos todos que estaban haciendo obras sobre un viejo cementerio pagano (de ante de los cristianos) que no se sabia que estuviera allí. Y fueron muchos arqueólogos y sacaron un montón de cosas, pero a la semana, la obra continuó y hoy hay unos edificios muy chulos con piscinas y todo. A los niños les dijeron que el silbido debía ser aire en el suelo. Pero también habían oído voces y visto pequeñas luces. Les dijeron que los huesos cuando explota no sé que de fósforo hace luz. El caso quedó cerrado. La gente compró los pisos. Así que nadie miró nada más. A mi madre casi no le dieron permisos para mirar el lugar, salvo con los arqueólogos y niños.
Y luego después de unos años en el edificio que hay pegado al que construyeron donde el cementerio murió un niño ahogado en una piscina:

“SANT ANDREU DE LA BARCA (BARCELONA).- Un adolescente de 14 años murió el jueves por la tarde ahogado en una piscina privada de una urbanización de Sant Andreu de la Barca tras sufrir, al parecer, un corte de digestión, según informaron fuentes municipales. La piscina carecía de socorrista, estaba jugando en el agua con tres amigos menores de edad cuando se ahogó en la piscina. Fueron los mismos compañeros del joven, de origen colombiano, los que llamaron hacia las 17.45 horas al 061 para avisar del accidente, aunque cuando llegaron los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para reanimar al niño. El niño ahogado vivía en Sant Andreu de la Barca pero no en el complejo del que forma parte la piscina, a la que acudió, al parecer, invitado por un amigo que reside en una de las viviendas de la comunidad”
Ya sé que podría no tener nada que ver pero el edificio está junto al otro. Y lo mismo en este también habían enterramientos y no sé sabe. A mi me resulta muy curioso. Ya sé también que estos casos no son los típicos de fantasmas vistos por niños. Dicen que nosotros los pequeños donde más cosas “de nuestra imaginación” vemos es en nuestra casa o de familiares. Solemos tener miedo principalmente a tres tipos de fantasmas negros o sombras cuando nos apagan las luces: Los que se ven por las ventanas. Los que están en el armario y los que salen de debajo de la cama. Tantos son los casos que se han escrito guiones de películas sobre monstruos que viven allí como Monstruos S.A. Pero la verdad es que yo he preguntado a muchos niños y nadie ve peluches feos, ven sombras. Por eso les llamamos monstruos, no sabemos lo que son porque son oscuras.
Otros niños ven a veces entrar a familiares muertos abuelos, sobre todo, que no hablan ni nada sólo entran o aparecen de la nada en los pies de la cama y allí se asientan. Todos me dicen que se quedan asustados, aunque fueran gente a la que quieren, y que se tapan la cabeza y procuran gritar para que alguien venga. Otros niños me cuentan que por la noche notan como alguien se sienta en la cama, aunque no pueden verlos y en ocasiones notan en la mejilla como un frío suave o en la mano como una caricia de viento. Un señor mayor me contó que él hasta se asusto cuando le paso una cosa muy grande de niño. Al parecer tenía varios hermanos mayores y uno más pequeño. Él estaba con los mayores interno en un colegio salesiano de Andalucía. Era su primer año. Y se sentía con pena. Y se acordaba mucho de su hermano pequeño que por los años todavía no podía ir al colegio ese y estaba en su pueblo con sus tíos y madre. Porque su mamá no tenía marido.
Me dijo que una mañana mientras los otros niños se iban duchando y el cura que les despertó se iba, notó que lo tocaban por la espalda estando sentado en su litera que era baja. Y miraba al baño esperando su turno, por detrás de él estaba la puerta. Al volverse vio a su hermano pequeño sonriendo en el otro lado de la cama que daba a la puerta. Le dijo “anda que haces tú aquí”, pero su hermano no hablo sólo le sonrió. Como su hermano mayor que dormía en su dormitorio estaba en el lavabo, miro allí y grito “Está aquí bolita”. Y volvió a mirar a su hermano, pero ya no estaba, creyó que se había salido al pasillo y fue en pijama corriendo esperando encontrar a su hermano y a su familia, la que lo hubiera traído. Pero sólo estaba el cura que dormía con ellos. Y le preguntó, el cura dijo que no había venido nadie.
Al final resultó ser que no hubiera podido venir su hermano porque acaban de atropellarlo con un coche en ese mismo momento en su pueblo, y había muerto. Cuando me cuentan estas historias me quedo asombrada, a veces se me pone la piel de gallina, y no es por que me de susto, sino todo lo contrario. No soy de las que van haciendo eso del vaso y las tijeras, y no me gusta que mis compañeros y amigos de clase lo hagan, aunque tienen mucha curiosidad y no me hacen ni caso. Y se esconden igualmente para hacerlo. Aunque siempre me invitan yo no quiero ir. A veces me preguntan porque no, si me encantan estos temas, pero yo siempre les digo que hay otras formas. Prefiero observar las cosas que pasan de forma natural o escuchar las historias que me cuentan para pensar en ellas. Por ejemplo también me dejo sorprendida lo que me contó un chico que ahora va al instituto, o sea que es más mayor que yo, y al parecer sea lo que sea lo vivió, porque su madre también dice que se lo contó ese día y lo tuvo que calmar y todo.
Este chico estaba jugando en un parque era verano y en su pueblo la gente era poca porque hacía mucho calor y casi todos estaban de vacaciones, así como sus dos mejores amigos estaban en un camping. Su madre le dio dinero para que bajara de su piso a la heladería La Jijonenca que estaba muy cerca. Y el chico se lo compró y de vuelta se paro en la plaza que hay en la entrada de su piso. Se sentó en un juguete de muelle y vio una niña en otro. Era más o menos de su edad, pero no la conocía. Pensó que era una niña pija porque llevaba un vestido que no iba a la moda, como si viniera de una comunión y llevaba el pelo recogido con una diadema roja. La niña era morena y guapa, pero parecía aburrida, a él no le gustaba jugar con niñas, pero como estaba sólo, le habló. Y la niña a él, un rato después estaban jugando a pillar y a esconder. Aunque era un poco aburrido porque la niña no quería salir de la plazoleta porque decía que no podía. Como estaba sola sin sus padres, él la animó para que lo hiciera creyéndose que la niña no salía porque sus mayores se lo habían ordenado. Ella le dijo que no podía porque siempre estaba allí. Y que le encantaba jugar con el porque los otros no le hacían ni caso. La madre del chico salió al balcón y lo llamó y riñó por tardar tanto. Y él le dijo que estaba con una amiga, pero la madre no la vio. Luego el niño le preguntó donde vivía para quedar más tarde cuando volviera a salir, y la niña le señaló un puesto de la Cruz Roja cerrado que hay en la plazoleta. Yo he pasado mucho por allí y siempre lo he visto cerrado y abandonado. Él niño se extrañó, como yo cuando él me lo contó. Y le dijo: “¿en los pisos de arriba?”, la niña le dijo que no que estaba siempre en la plaza o en la cruz roja, el niño le decía que era imposible que allí no había nadie, porque estaba cerrado. La niña le dijo que ya lo sabia, pero que como murió allí no puede moverse del sitio. El chico se rió. Y entonces la niña se enfadó, se levantó del banco donde estaba sentada junto a él cruzó la plaza y se dirigió a la Cruz Roja y “atravesó” la puerta. El niño fue corriendo, intentó abrir la puerta llamándola, pero ni contestó, ni la puerta se abrió y le dio tanto miedo que no podía moverse del sitio y se puso a llorar de miedo y llamaba a gritos a su madre, que como tenía el balcón abierto para ir mirándolo de inmediato bajó. La niña nunca apareció. A él después de calmarlo, le riñeron por mentir. Porque lógicamente todos los niños cuando contamos cosas curiosas que nos pasan parece que sólo mentimos, pero y si algunas veces…¡no hacemos otra cosa que decir nuestra verdad!.

lunes, 4 de agosto de 2008

Alerta Ovni en la montaña de San Ramón



Como ya os dije os voy a contar como fue la alerta ovni del pasado 25 de Julio organizada por el programa de radio “El Último Peldaño” de Onda Regional de Murcia, presentado y dirigido por Joaquín Abenza.
Lo primero que hicimos fue prepararnos todo lo que íbamos a llevar a las cercanías de la ermita de San Ramón, que está en la población de Sant Boi de Llobregat en el Baix Llobregat en Barcelona.
Estuvimos toda la mañana preparando todos los utensilios que nos llevaríamos por la noche, porque la alerta no es sólo ir con los bocatas y sentarse a verlas venir. Se necesita preparación. Así que llevamos: una mesa y sillas de madera, los odenadores portátiles, las cámaras de fotos y vídeo, las dos esterillas, etc. Después vi todo Sant Boi lo bonito que era de noche, las luces brillando y los aviones entrando en el aeropuerto del Prat. Después mi tío, mi madre y yo quisimos ir a la ermita. Era preciosa por fuera porque estaba cerrada pero bueno no pasa nada. Tenía como una especie de mesa pero que era un mapa de Catalunya, al tiempo cuando estábamos bajando vimos una pequeña habitación pero no entré por que a lo mejor había trampillas. Mi madre y mi tío que han ido muchas veces allí sabían que no, pero al ser de noche no me aconsejaron que entrara. Además había un gato negro que nos acompañó todo el recorrido y me tenía mosqueada. No porque dicen que trae mala suerte, sino porque cuando lo iluminábamos con la linterna sus ojos se encendían y daba miedo.
Pero antes tuvimos la visita de una patrulla de la policía local de Sant Boi, porque sobre las doce de la noche suelen pasar (eran bastante antes) a dar una vuelta por la zona y a cerrar el candado de acceso a la ermita. Estuvieron un buen rato hablando con mi madre y mi tío, que luego me dijeron que fueron muy amables con ellos y que les preguntaron si eso de las alertas servía para algo y si eso de los ovnis era verdad o no. Luego dicen que la policía no está interesada en estos temas y la verdad es que aquellos dos hombres al menos se preguntaban sobre la veracidad o no del fenómeno ovni y eso me gustó mucho.
Al rato cuando estaba abajo mi tío miraba los bólidos haber si estaban con su ordenador y también los satélites artificiales. Mi padre con el Jaume y la Ana estaban hablando y yo con mi madre estábamos tumbadas en las esterillas por si veíamos ovnis pero al final vimos seis estrellas fugaces y después nos fuimos porque eran las dos de la mañana y todos estábamos agotados, pero me encantaría mucho volver a aquel lugar tan bonito como Montserrat, tan fresco y con aire puro.
Mi madre habló dos veces por teléfono con el programa de Joaquín y yo estaba cerquita de ella para intentar escuchar lo que decía, aunque tengo que confesar que hubo un ratito que utilicé uno de los portátiles para jugar un poco y como mi madre es tan sincera lo tuvo que decir en el programa de radio y Joaquín le dijo que su hijo estaba jugando con la nintendo o con la PSP, ahora mismo no me acuerdo de ese detalle, pero por si lee esto yo como tengo las dos consolas podemos intercambiar juegos.
En los próximos días sin me porto bien me ha dicho mi madre que iré con ello a varias alertas, así que estoy haciendo los deberes todos los días y leyendo mucho para que me deje ir con ellos, aunque de vez en cuando también aprovecho para jugar con la nintendo y al baloncesto o al fútbol con mi tete, que por eso es verano y me tengo que divertir.