miércoles, 29 de octubre de 2008

Delfines más allá de la consciencia, más allá de la magia…¡pura telepatía! El poder de los animales. Percepciones extrasensoriales



Son cetáceos con dientes, viven en aguas templadas y llevan siglos intentando conectar con los humanos. Se comunican entre ellos con sonidos. Se anticipan a los problemas. Son nobles y responden a los cuidados en estados de cautiverio.
Son simplemente preciosos, un ejemplo de la maravillosa naturaleza que tenemos en nuestro mundo. Tan cercanos a nosotros y tan desconocidos. La ciencia ha investigado su forma de comunicación. Y saben que responden a las emociones, luego piensan como individuos a pesar de que dicen que los animales solo reaccionan por necesidad a sobrevivir o por necesidad de su especie.
Si alguien me pregunta si tienen alma le seré sincera y responderé que no lo sé, porque tampoco sé si nosotros la tenemos, pero se que tienen sentido de las cosas como nosotros.
Siempre que puedo hacer algo con ellos por medio disfruto mucho. Me apena verlos en piscinas, en cautiverio. Es como ver a buenos amigos expuestos a la curiosidad de terceros que no conocen de nada y los miran como esperando que hagan algo. Los hemos convertido en mimos y payasos de atracciones. Les enseñamos juegos tontos de pelota para demostrar lo listos que son. Pero ellos hace siglos que vienen demostrando eso y mucho más. En la antigüedad muchos marinos salvaron sus vidas gracias a ser rescatados por los delfines.
He oído a pescadores cantabros decir que después de naufragar su pesquero en el Atlántico estuvo 48 horas en agua flotando y que llego un delfín y no se separó de él el tiempo que estuvo sumergido. Le hizo compañía…¡dos días!.
Cuando voy a verlos a su cautiverio, en Barcelona o en cualquier otra parte, siempre les acercó mi mano y siempre, aunque no son los mismos, me responden igual, se acercan. Como si supieran que les ofrezco una caricia y que siento algo especial por ellos. Hace un tiempo oí que tenían telepatía, así que cuando estoy frente a ellos les hablo. Y parece absurdo pero da la sensación de que escuchan, pese a que estén en la otra parte del estanque, aunque haya cientos de litros de agua y un cristal entre ellos y yo, creo que escuchan lo que digo en silencio, solo en mi mente, y que nadie de los que me acompañan escuchan.
Son mamíferos y amamantan a sus crías. Saben vivir en grupos familiares. Y con su sonido en frecuencias diferentes a las nuestras hacen lo mismo que los murciélagos, no solo se comunican entre ellos, sino que lo usan como sonares, emiten y el retorno les da la información de los objetos y cosas que hay a kilómetros de distancia. Dicen que ellos son parecidos a nosotros pero seres de agua. Sus cerebros como el de algunas ballenas tienen una forma similar a al nuestro.
Dicen que su presencia no sólo es relajante y un llamado a lo cordial, sino que además es beneficiosa porque ejerce una especie de relax en nuestro sistema nervioso. No sólo cuando los vemos, sino cuando los oímos, incluso cuando no sabemos que estamos oyéndolos, porque nuestro oído funciona de otra manera. Me parecen magníficos. Y lloro al saber que mueren en gran cantidad en las mallas de los pescadores de pesca mayor. No es que quieran matarlos es que tiran para otras especies y ellos caen igualmente.
Estamos agotando nuestro mundo. Las especies están en serio problema de extinción. Principalmente la nuestra, cada vez que muere uno de ellos, morimos un poco más nosotros y se acorta nuestro futuro. No me extraña que ellos, en parte, fueran las viejas sirenas que veían los marineros.

3 comentarios:

Marta dijo...

No crees que lo mejor seria que estuvieran en su habitat y no ahi para hacernos gracia?

Un saludo maja, me gusta mucho tu blog :)

Anaïs Madera Roldán dijo...

Si Marta, no sólo lo creo, sino que lo siento en el alma, tenerlos ahí.
saludos esp@ciales

Eva María dijo...

Navegando por la red me he encontrado de cara con este artículo sobre delfines y he de decirte que me ha impresionado la delicaleza que has utilizado para referirte a estos maravillosos animales. Mi más sincera enhorabuena!!!
Bellísimas criaturas los delfines....