domingo, 16 de noviembre de 2008

Vivir en mi nube mágica, es vivir en mi mente .Los significados de los sueños.


Soy tan normal que a veces me pregunto porque somos tan parecidos los seres humanos. Pero soy tan diferente que a veces me pregunto en que serán especiales los demás. Muchas veces cuando estoy en clase o con mis amigos, incluso con mi familia, viendo la tele, o haciendo cualquier otra cosa, no sé como, pero me pasa que desconecto. Y cuando me doy cuenta estoy en un lugar de ideas hablando conmigo misma haciéndome preguntas raras sobre este mundo.
Por explicarlo de otra manera, a lo mejor, mientras en clase se repite una lección que ya sé yo ando observando a los de mi alrededor. Sé que en cada uno de ellos hay un mundo más grande del que veo. Parecen niños y maestros. Pero son libros de experiencias y sentimientos que jamás llegaré a conocer. Es como si delante de nosotros hubiera una serie de actores, que llamamos gente conocida, y vemos el papel que hacen, en esta función de teatro, pero realmente no conocemos al verdadero artista.
Otras veces, cuando desconecto imagino si el mundo es tal y como lo vemos, y si no dejaremos escapar a nuestros ojos miles de cosas que nos pasan desapercibidas. En esos pensamientos veo las cosas como si fueran más grandes, se que hay un mundo de microbios que me son invisibles. Y seguramente hay en el universo otra realidad que no conozco. Pienso que si me quedo en silencio, mirando de verdad, con todos los sentidos abiertos, y el espíritu despierto esperando aprender un día veré algo del pequeño universo y del grande.
Ya hemos llegado a Marte con nuestras cámaras terrestres. Hemos observado un planeta desolado y árido, aunque tenga hielo. Antes ya habíamos visto la luna. En un futuro serán otros planetas cercanos. Pero es tan poco espacio el que conocemos, siendo tan grande el universo. Una belleza sin límites que se repite aquí y ahí fuera. Sin embargo vivimos en nuestros días aburridos, con la obligación de cumplir unos deberes, sin apenas tiempo para pensar sobre ello. No sé si hacemos del todo bien en no darnos esos minutos para observar las cosas de otra manera.
Luego miro por la venta del colegio y veo adultos pasar, cada uno con su tema. Gente que camina o va en coche. A todos se les ven con prisas y cansados. Aunque sonrían y sean agradables. Seguramente en sus cabezas ellos habrán pensado como es el universo, lo que vemos y lo que no vemos. Y cada cual tendrá su respuesta. ¿Cuál de ellos tendrá la verdad?. Debe ser que soy una niña y las cosas me parecen más grandes. Que pienso que muchas cosas podrían existir nos gusten o no. Pero parece que a nadie le importa. O a los que si, empiezan a dar ideas de lo que ellos creen, pero no te dicen como verlo por ti misma. Ya no levanto la mano en clase para hacer preguntas de dónde vamos cuando morimos, o como es posible que hayamos nacido de la nada, me refiero al pensamiento, nuestro cuerpo ya sabemos que nace de la unión de dos células sexuales. Y no pregunto como hacia de pequeña, porque me dí cuenta con el tiempo que ponía a mis profesores en un compromiso. Y todos me terminaban diciendo que no me hiciera esas preguntas tan pequeña. A lo mejor para empezar a plantearse esas cosas se debe tener una edad determinada. Pero no puedo evitarlo, son dudas que tengo desde siempre.

8 comentarios:

Octavio Dopico Pérez dijo...

Hola Anais, ese es el dilema principal, ¿vivimos lo que soñamos, o soñamos que estamos viviendo la realidad?

La grandeza y el gran poder que tiene la mente humana reside en parte en eso, pero apenas conocemos una pequeña parte de ella, como si lo hubiésemos olvidado con el paso de los siglos y de los milenios.

Muchas veces ocurre eso que comentas, que te ves en otro lugar hablando contigo misma...

Si otros muchos hiciesen lo mismo, quizás el mundo sería un poco mejor, porque aprenderían a conocerse, y lo que es principal, a quererse y a respetarse un poco más a si mismos.

Por eso te gustan los misterios, porque la mente en si, como la misma vida, son un misterio desde su origen.

Un beso, y sigue adelante.

Octavio

Anaïs Madera Roldán dijo...

Gracias
hoy estoy malita y no he ido al colegio, me duele la garganta.
Pero me ha animado mucho leer tu opinión.
besos esp@ciales

Albert dijo...

Anais, todavía no te conozco y no sé si sepas acerca de esto o no. Yo creo que sí, pués por lo poco que he leído pareces muy inteligente.

Lo que has escrito es pura filosofia platónica.

Existen como dos realidades distintas. Una realidad es la que vivimos todos los días, todas las personas: la de la escuela, el trabajo, la ciudad, el tráfico... Pero hay otra realidad más grande, más sofisticada, menos física. La mayoría de las personas no puede ni siquiera imaginar esta segunda realidad, pero hay personas como nosotros, que por el motivo que sea intuyen esa realidad (en ocasiones incluso pueden verla, oirla, tocarla o sentirla) y tienen mucha curiosidad por descubrirla.

Daniel dijo...

Hola Anais me llamo daniel y soy mexicano. estoy estupefacto al ver que eres tan pequeña y mas audaz que casi la mayoria de las personas que solo viven en la primera atencion, es decir la realidad de la materia. la segunda atencion es cuando pasas de mirar a ver,accion. sino comprendes dale tiempo al conocimiento.
sigue asi que nadie haga mella en tus divinas intenciones.
en mi pagina agrege tu link. espero no sea incoveniente.
http://www.guerrerosdeluz.piczo.com

Maria Karan dijo...

JIJIJIJIJ no te preocupes ,todos nos "desconectamos" como tu jijijiji
chicos, grandes ....
Y como Daniel, estoy asombrada de lo inteligente que eres y como ves el mundo ya a tu corta edad...

suerte :)
MK

Anaïs Madera Roldán dijo...

Albert ¡hola¡
Creo que lo que me dices es la historia esa que me contó mi madre de un filoso Griego que decía que sólo veía la sombra en la pared de la cueva, la que daba el fuego ¿no sé si es así?
Albert cada día leo más sobre diversos temas, yo sabía que el mundo era más de lo que yo veía: colegio, familia, amigos.
Ahora creo que es ilimitado.
besos esp@ciales

Anaïs Madera Roldán dijo...

Daniel ¡encantada de conocerte¡
Pues a mi muchos mayores que se dedican a la ciencia y los misterios me dicen que empezaron a mi edad.
supongo que soy como muchos niños, lo que pasa es que a mi me permiten tener un blog para contar mis cosas.
¡No sabes cómo agradezco tu visita y la energía que me das¡
lo de linckear lo llevo peor, a ver si estos días de vacaciones me entero bien.
ahora me han enseñado a dejar comentarios en las páginas que leeo.
Pero se lo paso a mi tio para que te linckee.
¡gracias por hacerme ese favor¡

Anaïs Madera Roldán dijo...

María pues yo estoy asombrada de que una mujer inteligente como tú me haya atendido también y que hayas venido a visitarme ¡gracias¡